El País de Nunca Jamás

0E6BC44C-655B-4D1B-A327-FFEF8749E74C

 

No hay nada más injusto que arrebatarle la vida al prójimo. No hay nada más doloroso que despedirte de una hija que se va a otro lugar para trabajar y vivir, y que el “hasta luego” se convierta en “adiós”. No hay nada que aterrorice más que saber que entre nosotros hay monstruos que hacen palidecer a las ridículas criaturas con las que el cine trata de asustarnos, y que no son más que actores con prótesis de silicona, viscosas sustancias sintéticas y tecnología CGI.

.
Y asusta también que la sociedad parezca cada vez menos preparada para enfrentarse a terribles verdades; que la seguridad total no existe ni existirá nunca, que la educación y la concienciación son importantes pero no obran milagros, y que siempre padeceremos a esos monstruos. Siempre habrá Bretones, Calcaños, Ana Julias, Chicles, Rosarios Portos… y Bernardos.

.
Vivimos en una sociedad niños eternos, que rechazan frontalmente la realidad, con sus muchas cosas buenas (que creen derechos), y sus pocas cosas horribles (que no son capaces de asimilar). Gente que cree que un tipo como el Chicle o Bernardo Montoya comete sus crímenes porque no le explicaron que “sólo un sí es sí”, o porque no se sometieron a una revisión de “privilegios heteropatriarcales”. Gente que cree que existen fórmulas mágicas para que, en un país de cuarenta y siete millones de habitantes, se pueda reducir a cero el número de víctimas. Gente fácil de caer en las garras de líderes mesiánicos que se presentan como portadores de las llaves que les llevará a un paraíso en el que no hay monstruos debajo de la cama ni dentro del armario. Porque, como sabiamente dice Thomas Sowell; “cuando la gente quiere lo imposible, sólo un embustero puede satisfacerlo”.

.

Así se dan numerosas paradojas. Por un lado, gente que piensa que la prisión permanente revisable es retroceder al medievo, y que, por otra parte, defiende que se pueda condenar a personas sólo tomando en cuenta la acusación. ¡Y ni siquiera se dan cuenta de que, lo que es un verdadero retroceso al medievo, es lo segundo!

.
Gente que difumina la responsabilidad del asesino culpando a toda la sociedad (o, a todos los hombres). Como un disparatado artículo que llevaba por título “Tú también eres el asesino de Laura”. ¿Se incluirá en ese “tú también” al padre de la chica asesinada, un hombre que sufrirá infinitamente más que cualquiera de esos imbéciles e imbécilas sobreactuados e histriónicos, que parecen estar compitiendo por ver quien suelta la más “gorda”?

.
Gente que cree que se puede erradicar el crimen como se erradica la polio o la viruela, y que la educación y la concienciación son vacunas infalibles.

.
Gente que, para criticar la supuesta vulnerabilidad especial de la mujer en España, ponen como ejemplos países con tasas de violencia hacia la mujer bastante mayores.
Gente que son… eso, niños que nunca crecen.

 

José Tivi  

La extrema extrema derecha

4B8016C7-6B40-4852-B915-E9748C14DBE6

 

La deriva extremista de la derecha española desde que Casado asumiera el liderazgo del PP, y explotaran en la escena política Ciudadanos y Vox, es un hecho. Repasamos las razones por las que es justo y necesario señalar a los partidos de derechas como extremistas y peligrosos para las libertades y la democracia.
Una de las señales más evidentes del extremismo es el uso de un lenguaje agresivo y de confrontación. Antes de saltar a la primera plana de la escena política, Pablo Casado tildaba de “gilipollas” al electorado que votaba al PSOE. No, espera; era Pablo Iglesias.

4A4F17F4-4ECC-485E-9B0A-1DE642DC21F3
Aunque sí es cierto que Albert Rivera defendió un golpe de Estado que impuso un régimen totalitario y genocida, llamándolo con gran cursilería y total ausencia de empatía por las incontables víctimas que produjo “la más hermosa de las revoluciones”, elogiando a su artíficie, responsable directo, en seis años, de un número de crímenes diez veces mayor que el que se le atribuye a Franco en casi cuarenta. Bueno, Rivera no; Pablo Iglesias…

2D72BF58-4BF5-430C-BFF3-5A772A69B45F

 

Sin embargo, Abascal opina que no deben existir medios de comunicación privados y todos los medios han de estar controlados por el Estado. Lo que pasa es que en el vídeo en que lo expone, con meridiana claridad, se parece mucho en el aspecto y en la voz a Pablo Iglesias.

.
Por su parte, el PP celebra cada año el aniversario de un dictador que se impuso y murió en la cama sin ser juzgado… No, en realidad es Izquierda Unida…

1D17EEE9-C14F-4F54-A84B-63587E32935E

Eso sí, el líder del partido naranja elogió el trato a la oposición de un régimen que tiene trescientos presos políticos reconocidos por la Organización de Estados Americanos y otros trescientos casos de torturas documentadas. Aunque, quien dice Rivera dice Errejón, sobre Venezuela.

.
Pero lo que es realmente alarmante es que Vox pretenda que los jueces muestren adhesión a su programa político. Vale, ahí se lee Podemos… Pensé que no os daríais cuenta…

35EB6E63-D13B-4C85-9ADD-988209FCFDA5.jpeg

 

¿Y qué me dicen que Casado pidiera rodear el Congreso cuando invistieron a un presidente que ganó las elecciones? ¿O que pidiera “militancia en las calles” cuando el rival político obtuvo escaños en un proceso electoral? Ah, pero… ¿El de la coleta no es Casado?

.
Para los medios, la izquierda nunca aparece acompañada de las palabras “extrema” o “ultra”, y no importa si todos sus referentes son dictadores genocidas, o los sistemas políticos que elogian son crueles tiranías. Quizá es porque, a diferencia de la derecha, en la izquierda cuesta más distinguir la moderación del extremismo.

 

José Tivi

Botswana y Finlandia: Como el capitalismo favorece a los países más pobres

2C516D7B-FF34-42FF-A93A-4E2A99939A9C

 

Botswana es uno de los países más pobres del mundo, en el África negra. Más pobres si lo comparamos con la actual Finlandia; uno de los países con los estándares de vida más altos de nuestro planeta. Sin embargo, si comparamos a Botswana con la Botswana de hace tan sólo diez años, el desarrollo y mejora de la calidad de vida de sus ciudadanos es incontestable.

.
De hecho, el PIB per capita de Botswana en 2017 se situó en 6.567€. En Finlandia, en 1961, el PIB per capita era de 641€. Aún teniendo en cuenta la inflación, un botswanés gana hoy más que un finlandés de hace cincuenta años.

.
La esperanza de vida al nacer de un botswanés hoy es de casi 67 años. Esto es, la misma esperanza de vida al nacer que tenía un finlandés en 1960. Es decir, un botswanés nace hoy con la misma esperanza de vida con la que nacieron todos los finlandeses que hoy tienen cincuenta y ocho años.

.
¿Y qué hay de la mortalidad infantil? Hoy, en Botswana, el índice de mortalidad infantil se sitúa en 8,6 muertes por cada 1.000 nacimientos. ¡Aproximadamente la misma tasa de mortalidad infantil que sufría Finlandia en 1978! Es decir, un niño botswanés que esté naciendo ahora tiene la misma probabilidad de sobrevivir al parto que la que tenía un niño finlandés a finales de la década de los setenta.
Como dato extra, la tasa de alfabetización de Botswana se acerca ya al 90%, cuando en 1991 no llegaba al 70%.

.
Pero, ¿el capitalismo no se basaba en la explotación de los países pobres sobre los ricos? No sólo no es cierto, sino que es el sistema que más rápidamente hace desarrollar a los países pobres, sacándoles de la misera.

.
Según datos de la ONU, la pobreza extrema quedará erradicada en el curso mismo de nuestras vidas. Nosotros seremos testigos de un hecho que jamás, en nuestra larga historia, ha tenido lugar en el mundo; el fin de la pobreza. Combatir los beneficios que el capitalismo trae al Tercer Mundo, y, además, hacerlo en defensa de los mismos países a los que el capitalismo beneficia, es la burla más cruel del fanatismo ideológico.

.

José Luis Tivi

La libertad de Podemos

 

antoniobanderasAntonio Banderas abandona un proyecto cultural en su ciudad natal, Málaga, debido a –según dice- continuas críticas por parte de Ahora Málaga (marca blanca de Podemos en la ciudad andaluza) y su correligionario Izquierda Unida Málaga, que han llegado a las descalificaciones personales (señalando expresamente a Ysabel Torralbo, de Málaga Ahora, y Eduardo Zorrilla, de IU).

Si es por razones económicas o por el contenido del proyecto cultural de Banderas, aún no se sabe, pero parece evidente que la izquierda española, cada día más extrema, intolerante y matonil, vuelve a las andadas. No es la primera vez y, ante una derecha acomplejada, que ha rendido las armas al enemigo hace ya mucho tiempo, cediendo la moralidad a una izquierda que siempre ha sido violenta, ignorante y déspota, ni será la última. Una derecha que –sálvese quien pueda- casi tiene que pedir perdón por existir.

Hace poco, Frank Cuesta (Frank de la Jungla) lamentaba la muerte del hijo de una amiga venezolana, enfermo de cáncer, por la ausencia de medicamentos. El presentador y activista recibió la ya clásica oleada de ataques de la izquierda radical. El trincherismo que les caracteriza les impide ver la hipocresía que inunda sus ideas fanáticas. Los mismos que condenan los recortes en España defienden un sistema sanitario (el chavista) que carece de las medicinas más básicas y condenan a muerte a millares de personas que en nuestro país estarían vivas.

frank

Denuncias de amenazas a periodistas (recordemos la APN), empleo de boots en redes sociales y, por si fuera poco, proyectos de ley como el que, hace poco, puso Podemos sobre la mesa, y que fue nombrado “la Ley Mordaza de Podemos”. Se trata de una ley que, de aprobarse, permitiría sanciones administrativas contra comentarios en redes sociales que se juzgaran homofóbicos, así como la retirada de publicaciones y webs, también bajo amenaza de multas. La censura no es, siquiera, lo más grave de este asunto, sino que dichas acciones las lleven a cabo de manera administrativa, esquivando a los jueces. Es decir, un político (o un funcionario nombrado por él) podría multarte por un tweet u obligarte a cerrar un blog.

La gravedad de la propuesta es tal que hasta ha dividido al propio Podemos. Juan Carlos Monedero escribía en un tweet lo siguiente;

hyabki

Claro que, ¿quién podía sospechar que el partido cuyo líder aseveraba en una entrevista que había que eliminar cualquier medio de comunicación privado iba a convertirse en una amenaza para la libertad de expresión?

@eltivipata