Ylenia Padilla; la sucesora de Clara Campoamor

ylenia

El feminismo está a tope. Si iban sobradas de intelectuales mazo listas como Irantzu Varela o Barbijaputa, ahora se les ha unido mi ídola Ylenia. Sí, la que rompía tarimas en Gandía Shore, y que luego participó en la movida esa de GH VIP. También está muy compremetida… comprimitida… compri… está muy en contra del cambio climático y muy a favor de los árboles, los bichos y toda esa movida. Lo demuestra este tweet;

001 (1)

Sí, los océanos son los pulmones del planeta, por eso hay que cuidarlos mazo, nano. Vale que ella no ha estudiado ninguna carrera de esas que tienen los empollones y los gafitas esos, pero ha estudiado en la más importante de todas; la universidad de la vida. Eso hace que sea más inteligente que el Albert Frankenstein. Por eso, ahora que es feminista, todo va a cambiar, y tetes y tetas vamos a poder ir a los botellones en igualdad. Menos los feos y las gordas.

003

Como Ylenia es policefítica, ha hecho un mogollón de movidas. Sacó una canción y lo rompió, y ahora escribe tweets feministas que van a prender fuegote al machismo como éste;

002 (1)

A ver si Ylenia puede expulsar el machismo de España como expulsó a esa guarra de la casa de Gandía Shore con un insecticida. Porque eso sí, Ylenia defiende a todas las mujeres menos a las pelandruscas. Como dijo en el GH VIP a Olvido Hormigos; “prefiero ser vulgar a ser lo que tú eres, promiscua”. Que no sé muy bien que es eso pero suena como a zorra.

También se enfrenta a esos de la RAE, que son los que se encargan de hacer los diccionarios y decirnos cómo tenemos que hablar, o algo así. Son ellos los que están detrás del machismo, así que si le damos caña se acaba el problema. Puta vida. Es que me enciendo. Menos mal que muchos le apoyan y ella les hace retweet, como en este caso;

004

No sé muy bien quienes son María Moliner o Pardo Bazán, pero me da que son escritoras o algo, y la Rosa Chacel esa me suena de GH 4, pero no estoy segura. El caso es que el machismo tiene los días contados, nano. ¡Feminismo máximo!

@eltivipata

Vender una máquina de escribir en la era digital

cacola.jpg

Marcos de Quinto. Ex responsable de márketing de CocaCola

Marcos de Quinto sabe cómo hacerlo. “No hay que hablar demasiado de tu producto sino hablar mucho, y muy mal, del producto de la competencia. Hablar de ordenadores que se cuelgan, tienen virus o son hackeados”. Marcos de Quinto fue vicepresidente ejecutivo de Coca-Cola y responsable mundial de marketing de la mayor empresa de bebidas refrescantes del planeta, por lo que algo sabe del tema.

Es lo que hace el socialismo del siglo XXI en general, y Podemos en particular. Desde que Pablo Iglesias y sus camaradas saltaran a la escena política en 2011, han seguido a rajatabla esta estrategia de marketing, con la que han cosechado no pocos frutos. Porque de economía nunca han tenido ni puñetera idea (desde Marx, que habló mucho del tema siendo un analfabeto funcional en esa materia hasta sus bisnietos ideológicos, en la actualidad), pero es de justicia reconocer que han sido siempre unos publicistas cojonudos.

Pablo Iglesias basó la estrategia de marketing de los primeros años de la formación morada (que coincidieron con los años más duros de la crisis) en la crítica continua a los partidos de la competencia; paro, corrupción, recortes, puertas giratorias, etc. Pero nadie que hubiese conocido su trayectoria anterior como tertuliano (donde era mucho más sincero) habría sabido decir qué modelo político traía para confrontar el existente, que tanto le disgustaba. Se sentía cómodo instalado en la crítica del oponente, pero no tanto a la hora de hablar de sus referencias políticas. Por supuesto no hablaba de chavismo, tildó su declaración como comunista de filias de juventud, pese a que habían tenido lugar apenas meses antes, y se proclamó socialdemócrata al estilo nórdico.

Desde que cayera la URSS y China se abriera al mercado internacional, y el comunismo pasara de aglutinar a casi dos tercios de la población mundial a quedar reducido a Cuba y Corea del Norte, ser comunista se convirtió en una máquina de escribir en plena era digital; es decir, se convirtió en algo obsoleto.

La nueva estrategia no es ensalzar el comunismo, suficientemente desprestigiado tras un siglo de hambrunas, genocidios de clases sociales, persecución política y tiranías, sino atacar al capitalismo, incluso aquellas partes de él, que tienen poco que ver con el mercado y más con el estatismo, como las prácticas del Banco Central Europeo, o las mismas puertas giratorias. Podemos ha conseguido colarnos su obsoleta máquina de escribir cuando deberíamos estar comprando ordenadores para dejar atrás definitivamente el sangriento pasado de los totalitarismos del siglo XX.

@eltivipata

LGTB, Che Guevara y Fidel Castro. La extraña relación

ÁÈÇÍÁ - 9ï ATHENS PRIDE (EUROKINISSI/ÔÁÔÉÁÍÁ ÌÐÏËÁÑÇ)

Caras de Ernesto Che Guevara en camisetas en manifestaciones LGTB. La icónica fotografía de Korda, con los colores de la bandera arcoíris de los movimientos de gays y lesbianas, en cientos de personas a las que el propio Che habría confinado en una mazmorra del antiguo fuerte español de La Cabaña, y sometido a la humillante “reeducación” del régimen cubano, en el mejor de los casos, o enfrentado al paredón y al olvido, en el peor. –Nos decían que el trabajo forzado nos haría hombres-, relata uno de los gays que sí tuvieron suerte.

En la izquierda, al otro lado de los que directamente niegan lo que está demostrado más allá de toda duda, están los que admiten que el Che era homófobo, pero no más que cualquier otro hombre de su tiempo y que, por tanto, es un juicio injusto el que se le hace desde la mirada de un hombre actual. Sí, cualquier hombre de la generación del Che podía ser homófobo, pero eso es tan cierto como que no todos los líderes mundiales de la década de los sesenta se dedicaron a “reeducar” homosexuales.

fidel1.png

Tras las purgas ideológicas, juicios revolucionarios y centenares de fusilamientos que marcaron los primeros años posteriores a la toma de La Habana, la siguiente fase del plan depurador del dictador cubano tuvo como objetivo “reeducar” a los disidentes sexuales, considerados una amenaza para la organización de una sociedad en la que emergería el hombre nuevo, aquel individuo verdaderamente emancipado de las garras del capitalismo según la teoría marxista.

De hecho, una persona nacida tan solo tres años antes –y, por tanto, de su misma generación-, despenalizó la homosexualidad en Reino Unido. Incluso nombró al Conde de Avon –reconocido homosexual- Subsecretario de Medio Ambiente primero, y de Energía después. Los colectivos LGTB, siervos como la mayoría de colectivos “pro-algo” del marxismo cultural, denostaron su imagen e, incluso, la llegaron a convertir en un icono antigay. ¿La razón? No perdonaron jamás a Margaret Tatcher que ella –y su colega estadounidense Ronald Reagan- acabaran con el horror orwelliano de la URSS, en el que, por cierto, ser gay seguía siendo, en esas fechas, objeto de discriminación. Tampoco gritaron alabanzas al Primer Ministro David Cameron, el derechista que aprobó el matrimonio gay en el mismo país.

David Cameron: “Apoyo el matrimonio gay por ser conservador”

El primer ministro británico ha reiterado su apoyo al matrimonio gay desde sus posiciones políticas.

No es ni el único, ni el primero, ni será el último caso. ¿Otro ejemplo? El voto en contra del icono feminista de izquierdas Victoria Kent, que votó contra el sufragio femenino porque las mujeres de su tiempo no eran “suficientemente de izquierdas”. Colectivos todos ellos que confunden el proteger con el utilizar.

@eltivipata