La Hija de la Araña

Lee el prólogo y el primer capítulo de “La hija de la Araña”, editada por Almuzara. Una novela de fantasía ambientada en una tierra gélida en disputa por dos pueblos muy distintos. ¡Espero que lo disfrutes!

http://almuzaralibros.com/fichalibro.php?edi=1&libro=4403&nuevo=4403

https://www.casadellibro.com/libro-la-hija-de-la-arana/9788417797775/9638597

La hija de la Araña

Portada de La Hija de la Araña


Algunos de los que me conocen por Twitter se han sorprendido de la reciente publicación de mi novela “La hija de la Araña”, editada por Almuzara. “¡Ah! ¿pero escribes?”, me han comentado algunos. Así es. Mucho antes de abrirme un perfil de Twitter y un blog para despotricar contra los populistas, la corrección política, el puritanismo del siglo XXI y los snowflakes escribía relatos de ciencia ficción, terror, fantasía… Y, de hecho, pocos meses después de que el perfil de “el Tivípata” echara a andar, Cápside Editorial publicó un relato mío en un libro de antologías (La canción de Orfeo y otros relatos de viajes intelestelares).


Mi gusto como lector es variado y está libre de prejuicios. Tanto puede enseñarte Marcel Proust o Dostoievski como Stephen King o George R. R. Martin. En mi pequeña biblioteca persona podréis encontrar desde clásicos a best-sellers, desde novela a ensayo. Pero lo que hace a un escritor no es leer, sino tener vocación de contar historias. Leer es una parte consustancial e indispensable del escritor, pero no todos los ávidos lectores sienten la necesidad de contar una historia.


“La hija de la Araña” es mi primera novela publicada, pero no mi primera novela escrita. Algún tiempo antes había compuesto “Los hijos del Bronce”, y en ella aparecía un personaje secundario (o terciario) llamado Azak la Araña. Se trataba de una guerrera astuta, calculadora, de dudosa lealtad e impredecible comportamiento, cruel y violenta, y fervorosa devota de una religión igualmente cruel y violenta. Intuí que detrás de ese personaje terciario había una historia digna de ser desarrollada y contada, y de esa intuición surgió “La hija de la Araña”, que primero convenció a la editorial Almuzara y que espero que ahora convenza a quienes quieran leerla.

En la novela hay personajes temibles, costumbres brutales, ritos viejos y sangrientos, caníbales, conspiraciones y traiciones, luchas por el poder, secretos, venganza… ¿Qué más queréis?

Enlaces para adquirirlo en Almuzara o en El corte Inglés;



https://www.elcorteingles.es/libros/A30622946-la-hija-de-la-arana-9788417797775/

Mensajeros de la ruina


El trágico accidente de Julen, el niño que cayó en un pozo y que, desgraciadamente, fue rescatado sin vida hace dos días, recibió un enorme tratamiento mediático por, prácticamente, todos los medios de información de este país, especialmente la televisión. Esto no gustó a un sector de la “prensa comprometida”. La que no sólo informa, sino se arroga la tarea de transformar la sociedad y las conciencias.


Arsenio Escolar apuntaba la causa de nuestros problemas -cualesquiera que sean- a la “atención extrema” de los medios hacia el caso de Julen, que nos distrae de lo que tenemos que ver, leer y oír en todo momento y sin descanso; corrupción, recortes, “desigualdad extrema”… En otras palabras, cualquier cosa que tenga que ver con presentar España como un país en crisis perpetua.

Porque a esa tarea se han dedicado con admirable perseverancia la prensa de izquierdas de este país; presentar España como un país cuasi tercermundista, que vive una crisis humanitaria que haría palidecer a la de Burundi. Como parece ser que cada vez menos dan crédito a estos mensajeros de la ruina y anunciadores del apocalipsis, ahora están dedicados a la tarea de convertir, para el sentir general, al quinto mejor país para nacer si eres mujer en un infierno machista en el que la vida y la integridad física de la mujer está en constante e inminente peligro.


Ni Arsenio Escolar, ni su hijo Nacho Escolar, ni ningún otro de su clase se ha quejado nunca de que, durante dos años, se nos machacara día tras día con el caso de la Manada de los Sanfermines, por ejemplo.

Me recuerda cuando comenzó a viralizarse por las redes la foto de un niño pequeño muerto atropellado en las Ramblas de Barcelona, en los atentados de 2017. Muchos de los periodistas que desaconsejaron publicar esa dura imagen “para no alimentar el morbo y por respeto a la pequeña víctima” usaron con obscena profusión la trágicamente famosa foto del niño Aylan -de edad similar, y aparecido en una playa en parecida postura al de las Ramblas-. Los periodistas comprometidos son incapaces de separar su ideología de su labor informativa, seleccionando las noticias según cálculos utilitaristas.


Público, un panfleto que haría abochornar incluso al Pravda o al Granma, publicaba en un artículo de opinión que “debería hablarse menos de Julen y más de los niños que mueren ahogados en el Mediterráneo”. De nuevo lo mismo; hay que hablar de aquello que sirva a la “causa”.


¿Por qué les irrita tanto el eco mediático generado por el caso de Julen? Porque ha unido a todo un país, en lugar de dividirlo. Porque ha mostrado una cara de nuestro pueblo que ellos aborrece que se muestre; la de un pueblo solidario, unido y humano, en lugar de un pueblo de miseria material y moral. Aquí, la foto que jamás verás publicada en los medios de los mensajeros de la ruina; la de los mineros mostrando orgullosos tres banderas que no son trapos en los que ningún graciosete se suene los mocos.

José Tivi

Black (lives matter) Panther

a4de2b87-53de-4364-b1d7-722e71d9b478


Tenía ganas de analizar la película de Marvel Black Panther, basada en el superhéroe wakandiano Pantera Negra, y que es el resultado de las injerencias en la ficción de las nefastas políticas identitarias yankis, plasmadas en el feminismo del movimiento MeeToo y del antiracismo del Black Lives Matter.

.
Ya durante la presentación de Black Panther se dejaba entrever el tufillo progre que emanaba el film al ser presentado como la primera película protagonizada por un superhéroe negro en solitario… Y empezábamos mal, porque a ese superhéroe que venía a derribar barreras se le habían adelantado no un año, ni diez, sino veinte… En 1998 se estrenaba la película Blade, protagonizada por Wesley Snipes, basada, precisamente, en las aventuras de un superhéroe negro de la misma compañía editorial de Pantera Negra (Marvel). La peli de Snipes, además de ser cojonuda y romper la taquilla, no transmitía ningún mensaje progre de “empoderamiento racial”. Uno no veía a un “negro” sino a un superhéroe que salvaba a la humanidad de la amenaza de los vampiros. La raza era absolutamente irrelevante para la historia, como debe ser, porque eso nos permitió empatizar y admirar al protagonista, y flipar con sus acrobáticas habilidades, normalizando el hecho de que era afroamericano. Blade, además, dejó una muy entretenida secuela (dirigida por el estupendo Guillermo del Toro) y una defenestrable tercera entrega. Pero esa ya es otra historia.

.
Volviendo a Black Panther; la historia a priori es el sueño húmedo de un hombre o mujer blancos, progre y de izquierdas. La historia se desarrolla principalmente en un minúsculo Estado africano (ficticio) llamado Wakanda, que para la opinión pública no es más que otro país pequeño y tercermundista del África Subsahariana, pero que en realidad es un país impresionantemente (y absurdamente) avanzado que ha decidido aislarse del resto del mundo por… Pues tampoco nos queda muy claro el por qué. En teoría para defenderse, pues temen que los países extranjeros (blancos) les invadan para apoderarse del vibranium, un raro mineral que es la fuente de su súper-tecnología. Pero a lo largo del film nos dejan claro que poseen capacidad tecnológica para conquistar el mundo, si quisieran, ¿de qué tienen miedo, entonces?

.
¿Y cómo pueden ser tan prósperos si no comercian con nadie? Se supone que gracias a la tecnología que les proporciona el vibranium, pero, cuando llevas veinte minutos de película, ya te ha quedado más que claro que el vibranium es un deus ex machina del tamaño de la catedral de Constantinopla, que sirve para explicar que tengan naves voladoras, escudos que rodean y protegen todo el país y máquinas capaces de curar heridas insalvables para la obsoleta medicina occidental.

.
Por su parte, Wakanda es un Estado ultra-moderno, pacífico (no se aprecian suburbios donde vivan clases sociales pobres), feminista y vegano. Para no cabrear al feminismo identitario tuvieron que modificar el cómic en el que se basa Black Panther. En las viñetas, Pantera Negra tiene una guardia real de mujeres guerreras llamada Dora Milaje, que, además, se sugiere que complacen al rey de otras formas. Por supuesto, el film no podía permitir que Black Panther fuera un machirulo con un harén de bellas mujeres a su disposición, por lo que aquí son meras guerreras. Más absurda es la escena en la que varios personajes comparecen ante M ́baku, líder de una de las cinco tribus que componen Wakanda, y que es el más belicoso de todos. Cuando el agente Everett toma la palabra (el único personaje blanco además de Ullyses Klaw), M ́baku lo amenaza con servirlo como comida para sus hijos. Luego aclara que es una broma y que en realidad son vegetarianos. ¿Todos? ¿La carne está prohibida en Wakanda o es que han alcanzado tal grado de civilización que todos han renunciado voluntariamente a ella? Aunque pretende ser un recurso humorístico, la realidad es que se queda en un ridículo chiste de monjita, de los únicos que autoriza la izquierda en la actualidad.

.
Pero lo más absurdo viene ahora. Wakanda, a pesar de ser tecnológicamente superior a cualquier nación del mundo, sigue organizándose políticamente como una monarquía autoritaria. Así es; no hay democracia. El rey wakandiano goza de poder absoluto, que viene dado por la diosa pantera Bastet (monarquía de origen divino, además). Por supuesto, tanto el rey anterior, como su sucesor (el prota), son hombres de moral y conducta intachables, todo altruísmo, bondad y sabiduría. Vamos, que la película de empoderamiento racial convierte a los negros en súbditos de un par de amos benévolos.

.
Pero, aún suponiendo que en el mundo real existan líderes así, receptores de todas las virtudes y ajenos a todos los defectos, ¿qué pasa si llega al poder algún indeseable en ese sistema político? Que, de hecho, es lo que sucede, porque el villano de la peli (no el carismático Andy Serkis, sino el insulso Michael B. Jordan), se hace con el poder y se convierte en un tirano despótico que maltrata a los ciudadanos de Wakanda. Es decir, los wakandianos están muy avanzados tecnológicamente gracias a que el azar los hizo poseedores de un milagroso mineral, pero por lo demás están en el paleolítico. Eso no suena a “empoderamiento racial” sino casi a racismo.

.
La película, no obstante, está llena de mensajes (huecos, claro) progres de “empoderamiento racial” como algún que otro recordatorio de las invasiones de África o del asesinato de líderes negros, o de los barrios anegados de drogas en América.
Una lástima que no puedas abstraerte del progresismo yanki ni viendo una película de superhéroes, porque podría haber sido tan fantástica, como Blade, y se ha quedado en un artículo de ElDiario.es con CGI.

.

En marzo veré Capitana Marvel, y desearía encontrarme con una heroína como la Teniente Ellen Ripley, de la saga Alien, a la que admiro desde mi más tierna infancia, pero algo me dice que veré un producto como Black Panther pero con mensaje “empoderador femenino”. Crucemos los dedos y démosle una oportunidad a Marvel que, en líneas generales, lo están haciendo muy bien.

José Tivi

El País de Nunca Jamás

0E6BC44C-655B-4D1B-A327-FFEF8749E74C

 

No hay nada más injusto que arrebatarle la vida al prójimo. No hay nada más doloroso que despedirte de una hija que se va a otro lugar para trabajar y vivir, y que el “hasta luego” se convierta en “adiós”. No hay nada que aterrorice más que saber que entre nosotros hay monstruos que hacen palidecer a las ridículas criaturas con las que el cine trata de asustarnos, y que no son más que actores con prótesis de silicona, viscosas sustancias sintéticas y tecnología CGI.

.
Y asusta también que la sociedad parezca cada vez menos preparada para enfrentarse a terribles verdades; que la seguridad total no existe ni existirá nunca, que la educación y la concienciación son importantes pero no obran milagros, y que siempre padeceremos a esos monstruos. Siempre habrá Bretones, Calcaños, Ana Julias, Chicles, Rosarios Portos… y Bernardos.

.
Vivimos en una sociedad niños eternos, que rechazan frontalmente la realidad, con sus muchas cosas buenas (que creen derechos), y sus pocas cosas horribles (que no son capaces de asimilar). Gente que cree que un tipo como el Chicle o Bernardo Montoya comete sus crímenes porque no le explicaron que “sólo un sí es sí”, o porque no se sometieron a una revisión de “privilegios heteropatriarcales”. Gente que cree que existen fórmulas mágicas para que, en un país de cuarenta y siete millones de habitantes, se pueda reducir a cero el número de víctimas. Gente fácil de caer en las garras de líderes mesiánicos que se presentan como portadores de las llaves que les llevará a un paraíso en el que no hay monstruos debajo de la cama ni dentro del armario. Porque, como sabiamente dice Thomas Sowell; “cuando la gente quiere lo imposible, sólo un embustero puede satisfacerlo”.

.

Así se dan numerosas paradojas. Por un lado, gente que piensa que la prisión permanente revisable es retroceder al medievo, y que, por otra parte, defiende que se pueda condenar a personas sólo tomando en cuenta la acusación. ¡Y ni siquiera se dan cuenta de que, lo que es un verdadero retroceso al medievo, es lo segundo!

.
Gente que difumina la responsabilidad del asesino culpando a toda la sociedad (o, a todos los hombres). Como un disparatado artículo que llevaba por título “Tú también eres el asesino de Laura”. ¿Se incluirá en ese “tú también” al padre de la chica asesinada, un hombre que sufrirá infinitamente más que cualquiera de esos imbéciles e imbécilas sobreactuados e histriónicos, que parecen estar compitiendo por ver quien suelta la más “gorda”?

.
Gente que cree que se puede erradicar el crimen como se erradica la polio o la viruela, y que la educación y la concienciación son vacunas infalibles.

.
Gente que, para criticar la supuesta vulnerabilidad especial de la mujer en España, ponen como ejemplos países con tasas de violencia hacia la mujer bastante mayores.
Gente que son… eso, niños que nunca crecen.

 

José Tivi  

La extrema extrema derecha

4B8016C7-6B40-4852-B915-E9748C14DBE6

 

La deriva extremista de la derecha española desde que Casado asumiera el liderazgo del PP, y explotaran en la escena política Ciudadanos y Vox, es un hecho. Repasamos las razones por las que es justo y necesario señalar a los partidos de derechas como extremistas y peligrosos para las libertades y la democracia.
Una de las señales más evidentes del extremismo es el uso de un lenguaje agresivo y de confrontación. Antes de saltar a la primera plana de la escena política, Pablo Casado tildaba de “gilipollas” al electorado que votaba al PSOE. No, espera; era Pablo Iglesias.

4A4F17F4-4ECC-485E-9B0A-1DE642DC21F3
Aunque sí es cierto que Albert Rivera defendió un golpe de Estado que impuso un régimen totalitario y genocida, llamándolo con gran cursilería y total ausencia de empatía por las incontables víctimas que produjo “la más hermosa de las revoluciones”, elogiando a su artíficie, responsable directo, en seis años, de un número de crímenes diez veces mayor que el que se le atribuye a Franco en casi cuarenta. Bueno, Rivera no; Pablo Iglesias…

2D72BF58-4BF5-430C-BFF3-5A772A69B45F

 

Sin embargo, Abascal opina que no deben existir medios de comunicación privados y todos los medios han de estar controlados por el Estado. Lo que pasa es que en el vídeo en que lo expone, con meridiana claridad, se parece mucho en el aspecto y en la voz a Pablo Iglesias.

.
Por su parte, el PP celebra cada año el aniversario de un dictador que se impuso y murió en la cama sin ser juzgado… No, en realidad es Izquierda Unida…

1D17EEE9-C14F-4F54-A84B-63587E32935E

Eso sí, el líder del partido naranja elogió el trato a la oposición de un régimen que tiene trescientos presos políticos reconocidos por la Organización de Estados Americanos y otros trescientos casos de torturas documentadas. Aunque, quien dice Rivera dice Errejón, sobre Venezuela.

.
Pero lo que es realmente alarmante es que Vox pretenda que los jueces muestren adhesión a su programa político. Vale, ahí se lee Podemos… Pensé que no os daríais cuenta…

35EB6E63-D13B-4C85-9ADD-988209FCFDA5.jpeg

 

¿Y qué me dicen que Casado pidiera rodear el Congreso cuando invistieron a un presidente que ganó las elecciones? ¿O que pidiera “militancia en las calles” cuando el rival político obtuvo escaños en un proceso electoral? Ah, pero… ¿El de la coleta no es Casado?

.
Para los medios, la izquierda nunca aparece acompañada de las palabras “extrema” o “ultra”, y no importa si todos sus referentes son dictadores genocidas, o los sistemas políticos que elogian son crueles tiranías. Quizá es porque, a diferencia de la derecha, en la izquierda cuesta más distinguir la moderación del extremismo.

 

José Tivi

Botswana y Finlandia: Como el capitalismo favorece a los países más pobres

2C516D7B-FF34-42FF-A93A-4E2A99939A9C

 

Botswana es uno de los países más pobres del mundo, en el África negra. Más pobres si lo comparamos con la actual Finlandia; uno de los países con los estándares de vida más altos de nuestro planeta. Sin embargo, si comparamos a Botswana con la Botswana de hace tan sólo diez años, el desarrollo y mejora de la calidad de vida de sus ciudadanos es incontestable.

.
De hecho, el PIB per capita de Botswana en 2017 se situó en 6.567€. En Finlandia, en 1961, el PIB per capita era de 641€. Aún teniendo en cuenta la inflación, un botswanés gana hoy más que un finlandés de hace cincuenta años.

.
La esperanza de vida al nacer de un botswanés hoy es de casi 67 años. Esto es, la misma esperanza de vida al nacer que tenía un finlandés en 1960. Es decir, un botswanés nace hoy con la misma esperanza de vida con la que nacieron todos los finlandeses que hoy tienen cincuenta y ocho años.

.
¿Y qué hay de la mortalidad infantil? Hoy, en Botswana, el índice de mortalidad infantil se sitúa en 8,6 muertes por cada 1.000 nacimientos. ¡Aproximadamente la misma tasa de mortalidad infantil que sufría Finlandia en 1978! Es decir, un niño botswanés que esté naciendo ahora tiene la misma probabilidad de sobrevivir al parto que la que tenía un niño finlandés a finales de la década de los setenta.
Como dato extra, la tasa de alfabetización de Botswana se acerca ya al 90%, cuando en 1991 no llegaba al 70%.

.
Pero, ¿el capitalismo no se basaba en la explotación de los países pobres sobre los ricos? No sólo no es cierto, sino que es el sistema que más rápidamente hace desarrollar a los países pobres, sacándoles de la misera.

.
Según datos de la ONU, la pobreza extrema quedará erradicada en el curso mismo de nuestras vidas. Nosotros seremos testigos de un hecho que jamás, en nuestra larga historia, ha tenido lugar en el mundo; el fin de la pobreza. Combatir los beneficios que el capitalismo trae al Tercer Mundo, y, además, hacerlo en defensa de los mismos países a los que el capitalismo beneficia, es la burla más cruel del fanatismo ideológico.

.

José Luis Tivi

Operación Triunfo y el Día de la Hispanidad

ABA3A332-686A-44F6-BA73-CA78D1492DAC

Isabel I de Castilla

 

Una concursante de Operación Triunfo decía acerca del Día de la Hispanidad:
”Hoy es fiesta. Vamos a celebrarlo, porque invadimos toda América y matamos a todo el mundo que había ahí. Entonces hay que celebrarlo, ¡viva!”

.
Estaba claro que Operación Triunfo no es el ágora ateniense, y también que cada vez sorprende menos estos ejemplos de lacerante ignorancia en ese gran fraude que es “la generación mejor preparada de la historia”, pero nunca hay que dejar de intentar iluminar ese velo de oscuridad que envuelve a la sociedad (especialmente a los jóvenes, por su vulnerabilidad), y que por una mezcla de pereza, vanidad e interferencia política, cada día es más denso. Y nunca hay que cejar en el empeño porque muchos de esos jóvenes quieren salir de esa ignorancia, aunque a otros no les apetezca, o incluso defiendan vivir en ella con el celo con que un lobo guarda su territorio.

.
Vayamos por lo más obvio. El día 12 de octubre no celebra ningún genocidio, sino el hecho histórico más importante desde la caída de Roma. El reino de España no sólo descubrió un continente; también propició el descubrimiento de un océano (Núñez de Balboa, en 1513), lo que significó el descubrimiento del Mundo en su conjunto. Todo ello mientras el resto de naciones (con la excepción de Portugal) no pasaban de la mera piratería.

.
Con respecto al “genocidio”. La Reina Isabel I (la Católica), declaró súbditos a los nativos americanos, y en 1500 dictó un decreto que prohibía esclavizarlos (los esclavos serían importados de África en años posteriores). “Y no consientan ni den lugar que los indios reciban agravio alguno en sus personas y sus bienes, mas manden que sean bien tratados, y si algún agravio han recibido, lo remedien”, dijo la Católica poco antes de morir en 1504.

.
Pocos años más tarde, nacían las Leyes de Indias, que prohibían injuriar y maltratar a los indios, y que hacía respetar, incluso, el descanso dominical. Pero, ¿qué hay del brutal descenso de la población nativa en América? Sencillamente, en torno al 90% de la caída demográfica (algunos historiadores ofrecen un porcentaje mayor) se debió a las enfermedades traídas por los españoles, para los cuáles no tenían inmunidad. Especialmente la viruela hizo verdaderos estragos entre la población nativa.

.
La leyenda negra española va acompañada de una “leyenda blanca” indígena. Es decir, antes de la llegada de los malvados españoles, América era una suerte de Edén donde vivían los “buenos salvajes” de Rousseau; gentes que no conocían la propiedad, ni el odio, ni la envidia… La realidad es que, a la llegada de los españoles, había en América grandes imperios que conquistaban y esclavizaban a los pueblos más pequeños o débiles, por no mencionar la práctica común de los sacrificios humanos, que fue abolida por los españoles. Por eso no es de extrañar que, por ejemplo, en la batalla de Tenochtitlan, los conquistadores contasen entre sus filas con decenas de miles de indígenas yanaconas, tlaxcaltecas y texcocanos, siendo los propios españoles una minoría en el ejército que derrotó a los aztecas.

.
¿Significa que los españoles no cometieron abusos sobre la población indígena? Por supuesto, y un dominico español, Bartolomé de las Casas, describió dichos abusos. En 1516 escribió “Memorial de los agravios, de los remedios y de las denuncias”, en el que consignaba aquellos abusos. Que los monarcas españoles no atacaran o censuraran a Bartolomé de las Casas, sino que, todo lo contrario, lo nombraran “protector de los indios de las islas, así como de tierra firme” es síntoma inequívoco de la voluntad de los reyes por combatir los abusos que se producían en América.

.
Ninguna, absolutamente ninguna otra nación tuvo una conducta semejante en sus conquistas.

.

@eltivipata

Hasta siempre viejo

CACED369-A299-4833-A34F-F2A74B12C72F

.
“No era más que un zorro semejante a cien mil otros. Pero yo lo hice mi amigo y ahora es único en el mundo”, decía el Principito. Lo mismo pasaba con mi viejo gato. Pero puedo añadir que, cuando lo hice mi amigo, yo tenía casi once años, y ahora tengo casi treinta. Cuando mi viejo gato pasó de los dieciséis (edad muy respetable para estos felinos) yo pedí a quien me escuchara que me conformaba con tenerlo un añito más. Cuando pasó ese año, pedí otra prórroga. Y cuando ese plazo también expiró pedí otro. Creo que se lo llevó cuando entendió que no se podía negociar conmigo. Que no me iba a conformar nunca.

.
Como tantos otros de su peculiar raza, cuando yo estaba delante de la pantalla del ordenador, escribiendo alguno de los artículos o tweets que habéis tenido que soportar, él estaba hecho un ovillo a mi lado, en un punto estratégico para que yo no pudiera estirar las piernas o acomodarme en mi sitio. Este es el primer artículo que escribo cómodo y no sabéis cuánto lo detesto. ¿Y ahora qué hago con tanto espacio? ¿Cómo voy a darme cuenta de que se acerca el verano, si no lo veo espanzurrado en el suelo? ¿Cómo voy a enterarme de que llega el invierno, si no se me pega como una lapa?
Voy a echarte tanto de menos… Hasta siempre, viejo.

Elementos hostiles

C9B75963-B37B-4D3F-A2B4-A4F4509EBA67.jpeg

Francisco Largo Caballero

 

La “comisión de la verdad” del PSOE (que ya deberían haberle puesto otro nombre, aunque sea para no poner tan fácil la comparación con la célebre novela de Orwell, 1984) establecerá una “versión oficial” de la Historia (palabras textuales). Sea cual sea el resultado de la iniciativa socialista, debemos entender que en la Historia (así, con mayúsculas) no hay “versiones oficiales”, sino hechos, que son investigados y estudiados, y sobre los cuáles se ofrecen interpretaciones. Estas interpretaciones son debatibles, por lo que, de primeras, lo que pretende esa “versión oficial” es impedir que exista debate.
Creo conveniente contar, por lo que pudiera sobrevenir después de que tengamos una “versión oficial” de la guerra civil, el trágico y horrible episodio que tuvo lugar en Paracuellos en el otoño de 1936.

.
El 4 de septiembre de aquel año, Largo Caballero asume el gobierno de España. Comunista y estalinista, tan sólo tres años antes había dado un discurso en el que exigía la abolición de la propiedad privada, y la instauración de un sistema socialista al estilo soviético. “No dejaremos de luchar hasta que, en cada edificio oficial, ondeé no la bandera tricolor de esta república de burgueses, sino la bandera roja de la revolución socialista”. En 1934, cuando las izquierdas perdieron las elecciones frente a la CEDA, perpetró el anunciado golpe de Estado.

.
El día 6 de noviembre, el gobierno de Largo Caballero abandona la capital, ante el avance de las tropas sublevadas. Madrid queda en manos de la llamada Junta de Defensa de Madrid, del general Miaja. Antes había armado “al pueblo”, o lo que es lo mismo, a las Juventudes Socialistas Unificadas; una organización juvenil formada por las juventudes comunistas y del PSOE (que, a esas alturas, era ya un partido totalmente bolchevizado).

.

Eran estos jóvenes armados los que, en la práctica, detentaban el poder en las calles de Madrid. En sus filas se encontraba un joven de veintiún años, militante del PSOE, llamado Santiago Carrillo. El mismo día del traslado del gobierno a Valencia, Santiago Carrillo y otros muchos jóvenes dan el salto al partido comunista, que hasta ese momento había tenido una importancia menor, pero cuya influencia iría rápidamente creciendo al amparo de Moscú.

.
Ese mismo día, Carrillo fue nombrado Consejero de Orden Público. Un reportero soviético del PRAVDA, llamado Mijaíl Koltsov, que estaba cubriendo la guerra, convence al joven de que la revolución no puede ser aplazada por más tiempo. Koltsov, además de reportero, era un agente del siniestro NKVD (precursor del KGB) y tenía línea directa con Stalin.

.
Para hacer la revolución había que eliminar a los “elementos hostiles”; militares, abogados, escritores, intelectuales o cualquiera sospechoso de oponerse a la dictadura del proletariado. Se comienza, por tanto, una precisa operación de exterminio de “clase”. Primero, con presos de las cárceles de Porlier, Modelo y San Antón. Las primeras “sacas” de fusilados se producen el 7 de noviembre, tan sólo un día después de que se constituyera la Junta de Defensa, lo cuál denota las prisas y ansias con que operaron.
Pronto se sumaron a esas sacas gente retenida en las numerosas checas que poblaban Madrid, o que eran detenidas en la calle y enviadas directamente a Paracuellos. Es por ello que casi trescientos de los fusilados identificados fueron menores (el más joven, Samuel Ruiz Navarro, sólo tenía 13 años).

.
Los “elementos hostiles” eran trasladados en autobuses municipales de dos pisos, y pasaban controles en, al menos, tres poblaciones, antes de llegar al siniestro y definitivo destino. Esto hace imposible creer que el gobierno no era, como mínimo, conocedor del genocidio “revolucionario” que estaba teniendo

.

lugar en Madrid (y que tuvo ecos en otras ciudades controladas por el Frente Popular). Y más cuando el anarquista Melchor Rodríguez, delegado de prisiones, intentó detener las sacas, razón por la cual fue obligado a dimitir el día 14 de noviembre. Volvió a asumir el cargo el día 4 de diciembre y, esta vez sí, consigue detener las sacas “con gran riesgo de su vida”, como consignan algunos testigos.

.
El balance fue terrible; al menos 2.500 fusilados (aunque pudieron ser muchos más). Las cifras totales del Terror Rojo sólo en Madrid ascendieron a 20.000.

 

@eltivipata